Resignación.

Trato de convencerme a mí mismo de que escribo sobre vos porque no quiero olvidarte, pero sé que es mentira. Escribo sobre vos porque sos lo único que fue mal en mi vida. O por lo menos,  lo único que fue mal y no va a ofenderse con mis palabras. Y no es que no quieras, es que no podés.  Es que si algo bueno tiene la muerte, es el silencio.

No sé si estás muerta Raquel, pero hace tiempo no te escucho.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s